Blanco destaca la importancia de las actividades en el Centro de Interpretación del Parque Natural Saja-Besaya para dinamizar el desarrollo socioeconómico de la comarca

El consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco, ha realizado hoy una visita institucional a Los Tojos para inspeccionar las actuaciones realizadas por su departamento en el municipio, entre las que ha destacado las actividades que tienen como referencia el Centro de Interpretación del Parque Natural Saja Besaya para contribuir al desarrollo socioeconómico de esta zona de Cantabria.

Las actividades de educación y sensibilización ambiental, incluyendo rutas guiadas, suponen una inversión superior a los 255.000 euros al año y forman parte de Naturea, el programa de dinamización y uso público en la Red de Espacios Naturales Protegidos de Cantabria que financia la Consejería de Medio Ambiente y gestiona la Red Cántabra de Desarrollo Rural.

Tal y como ha explicado el consejero, estas actuaciones contribuirán a que el Parque Natural “siga siendo un pilar fundamental para incrementar el conocimiento de los valores ambientales y culturales de la comarca por parte de los visitantes, así como el desarrollo de su profunda conciencia, aprecio y entendimiento del lugar que visitan”.

Para Blanco, este centro de interpretación debe ser “un lugar de referencia” para que las actividades de sensibilización y formación ambiental que se desarrollen tengan como objetivo preferente toda la comarca, así como su aplicación práctica en sectores como la educación, la cultura o los usos sociales.

Por todo ello, ha reafirmado la apuesta firme de su departamento por promover los espacios naturales protegidos en Cantabria dada su importancia como uno de los pilares básicos de la política medioambiental del Gobierno de Cantabria y su relevancia como instrumentos “esenciales” para la protección de la diversidad biológica y paisajística, así como de los recursos naturales y culturales asociados.

En el caso del Parque Natural Saja-Besaya, ha destacado el alto valor paisajístico y ambiental de sus más de 24.000 hectáreas de una gran variedad de hábitats y ecosistemas, repartidos en seis ayuntamientos y la Mancomunidad de Campoo-Cabuérniga como “espacio privilegiado en el que conviven a la perfección naturaleza, historia, aprovechamiento y conservación”.

Otras actuaciones

Durante la visita, en la que también han estado presentes la alcaldesa de Los Tojos, Belén Ceballos, y varios miembros de la Corporación municipal; la directora general de Ganadería, Beatriz Fernández; el presidente de la Red Cántabra de Desarrollo Rural, Leoncio Carrascal, y el presidente del Grupo de Acción Local (GAL) Saja-Nansa, Secundino Caso, el consejero ha repasado otras actuaciones medioambientales realizadas por el Gobierno de Cantabria, directamente o financiando las actuaciones de los GAL, como por ejemplo el balizamiento y marcaje de 36 rutas bajo la marca ‘Naturea Cantabria’

En el caso de la comarca Saja-Nansa, esta medida supone una inversión de más de 70.000 euros para balizar  y marcar 11 rutas: Braña de los Tejos (Peñarrubia); Sendero de los Puentes (Ruente); Río y hayedo Cambillas (Los Tojos); Senda fluvial del Nansa (Herrrerías y Val de Sn Vicente); Acantilados de San Vicente (San Vicente de la Barquera); Secuoyas del Monte Cabezón y ermitas del Monte Corona (Valdáliga, Comillas, Udías y Cabezón de la Sal); Alto de la Guarda (Los Tojos); Camino Real Tudanca-Rozadío (Tudanca y Rionansa); Collados de Hozalisas y Río Tanea (Lamasón) y los pueblos de Polaciones.

 

Comments are closed.

Uso de cookies

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información en cualquier momento.

ACEPTAR
Aviso de cookies