Expertos de Cantabria participarán en un proyecto de investigación internacional sobre el arte rupestre de Georgia

El Museo de Altamira acogió ayer una reunión internacional de arqueólogos y gestores de museos y sitios de arte rupestre de Portugal, España y Georgia. Dicha reunión estaba convocada por la oficina de coordinación técnica del Itinerario Cultural de Arte Rupestre del Consejo de Europa, que gestiona la Red Cántabra de Desarrollo Rural. Un grupo de 11 expertos analizaron la solicitud realizada por el Ministerio de Cultura de Georgia para que un equipo internacional impulse un ambicioso plan de estudio, conservación y puesta en valor del área arqueológica de Trialeti, colaborando además en la formación de estudiantes y funcionarios del país con el objetivo de que Georgia cuente con equipos humanos bien formados para la gestión integral de este frágil patrimonio. A dicha reunión no pudieron asistir otros expertos de Noruega, Francia e Italia por la crisis del coronavirus.

Los dos museos de arqueología y prehistoria de la comunidad, Altamira y MUPAC, la Red Cántabra de Desarrollo Rural y la empresa Gimgeomatics, entre otros expertos internacionales, participarán este verano en un ambicioso proyecto internacional para el estudio y puesta en valor del arte prehistórico del país caucásico

Los directores del Museo de Altamira y del MUPAC, Pilar Fatás y Roberto Ontañón respectivamente, actuaron como anfitriones de los expertos internacionales en esta sesión preparatoria de los trabajos de estudio y diseño de parques arqueológicos rupestres que el equipo internacional reunido por el Itinerario de Arte Rupestre del Consejo de Europa desarrollará en Georgia en los próximos años. Dichos trabajos serán dirigidos por el jefe del Servicio de Arqueología de la Junta de Extremadura, Hipólito Collado, una de las figuras más relevantes en el estudio del arte de la Prehistoria de Europa.

Cronología

A finales de 2019, la Agencia Nacional para la Preservación del Patrimonio Cultural de Georgia se dirigió al Itinerario Cultural “Caminos de Arte Rupestre Prehistórico”, coordinado y presidido por la Red Cántabra de Desarrollo Rural, con el fin de recabar su colaboración para la puesta en marcha de un ambicioso programa de estudio y puesta en valor de su patrimonio rupestre prehistórico, tomándose el área de Trialeti (en el sur del país) como primer objetivo.

A esta llamada, respondieron de inmediato los socios de Cantabria así como otras instituciones de diversos países integradas en el Itinerario Cultural del Consejo de Europa. Tanto la Consejería de Universidades, Igualdad, Cultura y Deporte, con el MUPAC como institución de referencia, como el Museo de Altamira, se pusieron a disposición de las autoridades georgianas y por esa razón Cantabria acogió ayer la reunión preparatoria de lo que será la primera campaña de trabajo el próximo verano.

El proyecto de trabajo consensuado ayer en Altamira es una propuesta de estudio y socialización de este complejo arqueológico a desarrollar en los próximos seis años en un marco de colaboración entre el equipo internacional de investigación y el Ministerio de Cultura de Georgia.

Los resultados constituirán la base para la construcción y desarrollo del nuevo Parque Arqueológico de Trialeti, que el Ministerio de Cultura georgiano tiene previsto inaugurar en 2025, a la par que elaborará el expediente para solicitar a la UNESCO la inclusión de éste complejo rupestre en la lista del Patrimonio Mundial.

Georgia y su patrimonio

Georgia es un estado joven, que alcanzó la independencia de la antigua Unión Soviética en 1995. Se trata de un país de gran belleza natural y un importante Patrimonio Cultural, donde las iglesias paleocristianas (siglo V-VIII) y los monasterios ortodoxos excavados en roca destacan especialmente, con varios de estos monumentos incluidos en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO. Sin embargo, su enorme Patrimonio Arqueológico aún precisa de una extensa labor de catalogación y estudio, siendo su arte rupestre un elemento escasamente reconocido.

Grabados de Trialeti

Grabados de Trialeti

La entrada de Georgia en el Consejo de Europa y en su programa de los Itinerarios Culturales, en donde el arte Rupestre ocupa un puesto muy destacado, abrió las puertas a que otros países con mayor tradición en el estudio y gestión turística del primer arte de la humanidad, puedan colaborar con esta joven república caucásica en impulsar el conocimiento y el uso cultural y turístico de los sitios rupestres del país.

El área arqueológica de Trialeti alberga el conjunto de grabados rupestres prehistóricos más importantes de Georgia. Se localizan en el departamento de Kvemo Kartli, a 12 km de la ciudad de Tsalka y muy próximos a la aldea Gnatiadi, distribuidos a lo largo del desfiladero del arroyo Avdari, afluente del río Ktsia.

Se trata de un impresionante conjunto de motivos grabados en trazo inciso sobre las superficies rocosas al aire libre que flanquean el curso de agua, en el que pueden reconocerse representaciones de fauna local, fundamentalmente cérvidos, así como imágenes de caballos, camélidos, serpentiformes, pájaros, antropomorfos e incluso formas híbridas, además de un amplio elenco de motivos simbólicos en el que las figuras solares, las cruces, las retículas y los haces de líneas adquieren un marcado protagonismo. Estudios previos de base fundamentalmente estilística han encuadrado cronológicamente el complejo rupestre en un amplio margen diacrónico desde finales del Paleolítico hasta época medieval, con una clara intensificación en el uso gráfico de este territorio durante las Edades del Bronce y Hierro.

Comments are closed.

Uso de cookies

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información en cualquier momento.

ACEPTAR
Aviso de cookies